Visita Express a Dublín

La ciudad de Dublín es facilmente abarcable andando y en un fin de semana express da tiempo a ver bastantes cosas. Y ya se hace sol puedes dar palmas con las orejas.

Ruta:

Dublín no son solo pubs como nos quiere hacer creer hasta los propios irlandenses así que si solo tienes un fin de semana, recomiendo apuntarse a un toor ‘gratuito’.

Obelisco de Metal en O’Connel Street

Es el punto de encuentro, esta escultura de unos 121 metros de altura se construyo para conmemorar el cambio del siglo aunque se estreno con retraso y como podéis imaginar tiene todo tipo de motes por parte de los autóctonos.

Cruce de caminos

Una vez cruzado el puente y el río por O’Connel Street llegamos al cruce de caminos de Dublin donde la ciudad se divide, Norte-Sur pero también Este-Oeste. Como toda la ciudad hay una fuerte competitividad entre las distintas zonas, sobre todo Norte-Sur. No dejes de fijarte en el suelo donde se puede ver todo tipo de pisadas en el suelo que representa entes humanos y no tan humanos.

Trinity College

La universidad de Dublín que se encuentra en todo el centro, pudiéndose pasear por su campus. La visita famosa es la de la biblioteca, da fe de ello las largas colas que salen del edificio. Todo ello para ver el Libro Kells, debe ser una preciosidad pero nosotras obviamos esta visita.

Banco de Irlanda

Este impresionante edificio fue hace mucho el parlamento de Irlanda, aunque lamentablemente cuando todavía no era un país independiente. Ahora es la sede local del Banco de Irlanda.  Una curiosidad son su enormes ventanas tapiadas parece ser que  porque los impuestos en Dublin se pagan por número de ventanas no por espacio que ocupa la casa, así que quien necesita ventanas en un Banco.

Temple Bar

Esta zona está llena de gente a toda las horas del día, el nombre se debe al señor  que compro estas tierras antes de que se convirtiera en una zona de bares, vamos debió ser un pelotazo en su época. Un sitio de lo más  curioso es el mural de la fama de donde cuelgan los más famosos músicos que Irlanda ha dado al mundo.

Castillo

El castillo ahora es el actual parlamento. Solo queda un torreón en pie. Pero la parte que más me gusto es la trasera, debido a sus coloridas paredes. Cerca hay unos amurallados jardines que permiten aislarse momentáneamente de la city.

St Patrick Catedral

Esta enorme catedral tiene un torreón que forma parte del escaso skyline de Dublín, ya que tiene limitada la altura de las construcciones. La visita es de pago así que si quieres ir de gratis te toca ir a misa.

Estatuas curiosas:

Estatuas de la hambruna

Estas curiosas estatuas te recuerdan la gran hambruna que paso el pueblo de Irlanda por una mala cosecha de patatas, su gran fuente de alimentación. Esto explica la gran tendencia a emigrar que tiene el pueblo irlandés.

Estatua Molly Malone

Esta estatua representa la curiosa leyenda de una pescadera que murió en medio de la calle y que repartía pescado por el día y se dedicaba a otras labores por la noche. Tiene una canción en su nombre que casi es himno nacional vamos el Asturias patria querida irlandés.

Otras rutillas:

Aquí os dejo otros paseillos curiosos que uno se puede dar por Dublín.

Ruta por el río

Se puede recorrer la ribera del ríó, han habilitado unas curiosas pasarelas de madera volantes que parece que andas sobre el río.

Ruta de Ulises

Se puede seguir la ruta de Ulises escrita por James Joyce y ambientada en estas calles. Primero hay que leerse el libro y luego encontrar los sitios gracias a unas placas que se encuentran en el suelo.

Ruta de Mercadillos:

El sábado se puede uno encontrar varios mini mercadillos en la zona de Temple Bar. En el medio de Temple Bar se puede ver un par(literalmente) de puestos de libros de segunda mano. Además hay un pequeño mercado de comida callejera en un lateral de Temple Bar. No es muy caro así que uno se puede proveer de algo caliente, además de otros productos gastronómicos locales.

Datos prácticos:

Transporte:

  • Avión: Hay vuelos baratos a la ciudad con las famosas compañias de low-cost como Ryanair.
  • Bus : Existe un bus para ir al aeropuerto el 747 Express pará en bastante sitios en el centro. Son unos 7 euros y tarda unos 30-40 minutos en llegar.
  • Taxi: Un taxi desde el aeropuerto puede costar unos 40 euros si lo negocias, solo es rentable si vais varias personas.

Alojamiento:

El alojamiento en Dublín es caro no carísimo, nosotras reservamos un apartamento para 4 personas, el Atrium Apartment por Airbnb, está lo suficiente cerca del centro para poder llegar a él andando. Pero sale a 200 euros la noche.

Tours:

Como ya he comentado lo mejor si solo se va a tener un día completo es coger un free tour, Con el que escogimos, recorrimos durante dos horas puntos significativos de la capital con unas animadas explicaciones de sus guías bastantes showmen. Se da una propina de unos 10 euros por persona, nosotros dimos 5, para eso eramos de Europa del Sur.

Anuncios