Ruta por la Formentera 100% Natural

Formentera no solo son kilómetros de costa también tiene un rico interior regado de esencia mediterránea. Extensas pinadas, parque naturales, fincas protegidas y hasta fauna y flora autóctona. No dejes de recorrerla más allá de sus playas.

Es Trucadors

Te tienes que asomar al final de la isla por este lado. Primero tienes de telón de fondo todo el rato Ibiza, como si estuviera a dos brazadas. Segundo la zona tiene forma de Istio así que tienes playa a los dos lados. Y tercero podrás tocar casi con los dedos la isla privada de Espalmador. Esta prohibido acercarse a nado ya que es muy peligroso pero en verano se puede contratar una barca que te acerque.

Parque Natural de las Ses Salinas

Dentro de este parque que llega hasta Ibiza incluye dos estanques pero lo que más me encantó, es una zona al norte llena de parcelas de agua separadas con piedra que imagino que valdrían para generar sal.

No se permite el acceso pero hay un par de caminos de tierra donde se permite pasar con coche, bici o a pie y se tiene buenas vistas de la zona.

Finca Pública de Can Marroig

Esta zona es de singular belleza. Siguiendo el camino que lleva a la torre de La Gavina nos encontramos en un espacio protegido de pinada y arbusto bajo con roca rojiza en algunos trozos.

Como era el único humano por allí pude ver correr liebres por el camino que huían despavoridas al paso de mi bici. También se ve volar pájaros de todo tipo de desconocida especie para mi persona.

Por la zona también leí que había unas piscinas naturales cara al mar para bañarse, pero esas ya no las encontré.

Finca de sa Tanca d’Allà Dins

Esta antesala al faro de Barbaria protege todo este increíble perímetro, aquí ya no hay arbusto bajo es arbusto prácticamente de subsuelo. Y visitarlo un lunes de invierno fuera de visitas de turistas y autóctonos no tiene precio.

Solo me encontré un gato y unos curiosos pájaros que no volaban sino que andaban entre las sub-matas de este paisaje raso.

Mirador de la isla

Hay que subir el único mini-puerto que tiene la isla y que lleva a la zona de La Mola. De camino justo donde se sitúa el restaurante de acertado nombre El Mirador se puede tener una impresionante vista de la isla.

Playas

Una buena tanda de playas decoran las isla pero para mí la playa de Migjorn es una de las más accesibles de la isla. De eso dan fe los hoteles y alojamientos la zona de Es Ca Marí, deshabitados y sin un alma en invierno.

Una larga pasarela de madera a la izquierda recorre la arena por un lado llegando a un embarcadero, y una pista de tierra firme da a la Torre des Pi des Catala por la derecha.

Calas

Hay infinitas, bueno vale, numerosas calas en toda la isla,una de las que más me gusto fue la Cala de Baster. No solo por lo recogida que está sino por las fabulosas vistas que hay desde arriba y el impresionante acantilado que la cobija. En verano tiene pinta de frecuentada ya que la zona está rodeado de casitas.

Otra cala/playa curiosa es la Cala Saona que se encuentra rodeada de campo y pinos. Pero lamentablemente la carretera llega directa a ella y un hotel spa la franquea, así que en verano multitudes son esperadas.

Anuncios