Mondoñedo, Lugo

Esta pequeña ciudad que desde fuera no parece gran cosa esconde un precioso casco antiguo de grandes casas blancas y una deslumbrante catedral románica que hasta se puede permitir cobrar entrada.

  • Cementerio viejo : Este enorme cementerio además de albergar ilustres del pueblo está curiosamente dividido en tres niveles, según parece, acorde con clases sociales de antaño.

  • Casco Antiguo : Cuenta con un laberinto de enormes casas blancas, algunas todavía conservan incluso sus escudos de armas. Destaca el emporio del rey de las tartas que entre su casa y dos establecimientos debía ser el dueño del pueblo.

  • Catedral: La catedral no deja indiferente, su color marrón destaca entre tanta casa blanca del casco antiguo. No tiene unas dimensiones muy grandes, ni altos muros pero su simetría la hace destacar en medio de la plaza. Hay que pagar por entrar pero ofrecen descuentos a peregrinos.

  • Seminario : Este pedazo seminario hace referencial al pasado religioso de este pueblo. Ahora es un hostal pero se puede ver el claustro si pides permiso.

  • Fuente Bella: Curiosa fuente en una esquina cerca de la plaza mayor. Desde aquí se puede hacer la famosa ruta del agua.

Anuncios