Saltar al contenido

Ruta por museos curiosos de Madrid

Estos museos, muy desconocido para los madrileños, 

Museo de la EMT

Este museo se encuentra en una de las cocheras de las compañías. Puede que una visita te de la sensación de que uno ya es mayor ya que te suena haber visto modelos que están en desuso.

Tienen un curioso tranvía que yo nunca he visto pero mi madre si que lo recuerda por las calles de Madrid. Autobuses de dos pisos son interesantes de ver, desde los anuncios reales pintados en su cubierta, los asientos antiguos hasta el compartimiento aislado del conductor.

Dos  coches añejos que se usaban para dar soporte a los conductores en posibles accidentes o problemas. E incluso un bus pegaso parece ser que eran usados por el SAMUR los cuales tenían un acuerdo con la EMT.

Además un curioso museo donde se puede ver la evolución de las sillas, tickets, uniformes e incluso los típicos carteles metálicos con las paradas.

Wanda Metropolitano

Este nuevo estadio ya organiza tours por sus instalaciones por unos 18 euros. Aunque yo recomiendo acercarte  aunque sea solo a dar una vuelta por él. Sobre todo un día después de un partido que encienden todas las luces.

Se puede dar una vuelta alrededor del estadio muy de cerca. Hay unas verjas pero están abiertas y a través de unas escaleras puedes acceder a la parte de arriba donde hay una serie de estatuas, unas placas conmemorativas a los jugadores  y si es después del partido se podrán ver los trucks de comida. Además también hay una enorme bandera del equipo que hondea al aire, creo que solo en días de partido.

Hay varias esculturas que llaman la atención: la replica del famoso oso y madroño ya que se luce en el escudo del equipo y la enorme frase ‘Coraje y corazón’ que sale en el  himno.

Hay placas  homenajean a los jugadores con más de 100 partidos con el equipo. Así se pueden encontrar nombre como Simeone, Luis Aragonés y Fernando Torres.

Museo de Esculturas al aire libre

Este curioso museo de Madrid, pasa desapercibido a la mayoría de los transeúntes que circulan por el Paseo de la Castellana a la altura de Ruben Dario.  No hay nadie parado observando este impresionante despliegue de esculturas de grandes autores, más allá que algún turista despistado.

La primera escultura esta apartada en el lado del la Castellana que da a Eudardo Dato, es obra de Pablo Serrano. Allí también encontraremos  unos mini bancos blancos que más tarde volveremos a ver.

En la escalinata central tiene protagonismo la Sirena Varada de Eduardo Chillida. Me sorprendió Móvil de Eusebio Sempere y Mediterránea de Martín Chirino. Pero hay alguna más como Volumen-Relieve-Arquitectura de Gerardo Rueda.

En el lateral izquierdo se pueden encontrar varias esculturas,  mis favoritas el Mujer-Pajaro de Joan Miro, el triptico colgado en la pared del fondo de Manuel Rivera y un mundo para niños de Andreu Alfaro. Pero hay muchas otras incluso una en el césped de Amadeo Gabino.

En el lateral derecho esta lleno de obras de arte, mis preferidas Al otro lado del muro de de José Maria Subirachs y Toros ibéricos de Alberto Sanchez. Pero Proyecto de un monumento de Pablo Palazuelo tampoco pasa desapercibida.

Museo de Esculturas al aire libre

Museo del Bonsai

Escondido en el Parque Jardín De la Vega se encuentra este pequeño y coqueta micro museo de las estaciones. Con un cuidado gusto hay una enorme colección de bonsai que querrás visitar en distintas épocas del año.

En el patio interior a resguardo se encuentran los bonsais más delicados junto con las orquideas y la tienda del museo. El patio exterior está compuestos de varios patios unidos llegando incluso a tener un estanque con algún que otro pez. 

Ademas cuentan con todo tipo de árboles desde japoneses a producto español. Verdes de hoja perenne o arboles pelados o de mini hojas marrones ya que fuimos a finales de otoño.

Museo del Bonsai

La Neomudejar

Este centro que aprovecha una nave en desuso para dar espacio al arte de vanguardia. Se encuentra escondido detrás de la estación de Atocha en  C/ Antonio Nebrija, s/n . Toda la información sobre el centro y quien lo lleva aquí. La entrada ronda de 4 a 6 euros aplican varios descuentos.

Suele haber exposiciones aprovechando las distintas salas que ya de por si tiene su interes visitar porque respiran historia. Coincidimos con la de una artista francesa que contaba con cuadros muy lugubres a unos últimos más animados. La parte de arriba esta reservada para que trabajen los artistas, pero hay una parte que se puede visitar, e incluso poder comprar alguna obra.

Por donde se entra además de unos impresionantes grafittis tiene unas mesas y sillas en un rincón relajado donde creo que puedes pedir algo para beber. Junto al cubículo dedicado a la taquílla cuenta con una pequeña e interesante librería con todo tipo de libros a juego con el lugar.

La Neomudejar

Categorías

España, Madrid

Etiquetas

, ,

A %d blogueros les gusta esto: